Mostrando entradas con la etiqueta libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta libros. Mostrar todas las entradas

sábado, 25 de junio de 2016

Intriga, inmoralidad y lucha de clases en la España de 1918


Intriga, inmoralidad y lucha de clases en la España de 1918 (pixabay, pdpics)

Título: La Verdad Sobre el Caso Savolta
Autor: Eduardo Mendoza
Editor (Seix Barral) Editorial Planeta SA
Tema: Novela

ISBN:  978-84-322-1700-5
Fecha de lectura: 22/06/2016
Valoración: 7/10

Es el año 1918 en una España que se ha beneficiado de su neutralidad en la Guerra Mundial y que a la vez ha ido creando el caldo de cultivo de las grandes tensiones sociales que se producirán en muy poco tiempo.

Conocí el estilo de Eduardo Mendoza a través de "La aventura del tocador de señoras", divertida novela protagonizada por un detective poco cuerdo, que recuerda en muchos aspectos a Don Quijote.

En Mendoza llama poderosamente la atención la frescura de la narración en sus obras y la utilización de un rico vocabulario, con palabras que utilizan autores que conocen muy bien el idioma y, sobre todo, el país donde viven. ¿Quién sabría, sin coger el diccionario, el significado de afidávitveguero, perdulario o plúteo?

La historia de la que muchas veces se huye en nuestro país, es una buena atmósfera para la ubicación de la novela.

La muerte de Savolta, un industrial dedicado a la venta de armas, es una excusa para elaborar una historia llena de intriga y reflejar el estado de una sociedad en una época muy convulsa, como también lo fue la época en que se publicó el libro (1975). Se acusa de la muerte de Savolta, como no podía ser menos, a elementos anarquistas.

El autor juega con los tiempos. Personajes desaparecidos vuelven a hacer su aparición en la novela porque el narrador, un emigrante de Valladolid, lo va contando según le viene a la cabeza ("Vuelve la imagen de aquel instante a mi mente como restos de un naufragio que las olas arrojaran a la playa").

El continuo cambio del "enfoque de la cámara" de la novela hacia atrás en el tiempo (flashback) es la característica más destacada en el estilo de narración de la novela.

Sin embargo, la obra se sigue con facilidad y el estilo de narración hace que la intriga sobrevuele de forma permanente la historia. No se conoce bien la relación de determinados personajes con otros y con la propia trama hasta que llega la escena adecuada.

En aquella época había grandes diferencias entre la clase obrera que trabajaba de sol a sol y la clase pudiente. Si a esto se une a la escasa formación de las clases humildes, las corrientes anarquistas y comunistas que venían del este de Europa tenían un caldo de cultivo ideal para su proliferación en aquella sociedad.

La novela no es amable, aunque hay cierto sentido del humor. Crea turbulentas relaciones personales que en cierto modo vienen a reflejar el servilismo de la clase baja

La situación entre el narrador (Javier Miranda), el protagonista de oscuro pasado (Lepprince) y la mujer de la que aquel se enamora (María Coral), hace un trío con una situación que hoy consideraríamos impensable. Quizás también lo era en aquella época: privilegios de la creación literaria, aunque muchas veces la realidad supera a la ficción.

No he podido evitar ver ciertas características que se repiten en nuestra época, en la que se nos supone mayor cultura y formación. Por ejemplo, sigue siendo casi imposible mantener una conversación política de forma relajada.

La enorme crisis (apelativo que no obedece a una exageración) que estamos viviendo desde 2008 ha incrementado las diferencias entre pobres y ricos y masacrado a una buena parte de la clase media.

Los salarios que se pagan no permiten una vida digna. No hay trabajo. Otra vez, el germen de un descontento que todavía no ha dado lugar a grandes protestas. Si no se corrigen estos problemas,  las habrá. Llevamos seis meses de retraso.

"No sé de un solo gobierno que haya resuelto un problema serio: siempre caen pero no les preocupa porque sus sucesores también caerán."
Lepprince (en "La verdad sobre el caso Savolta")

"La verdad sobre el caso Savolta" es una novela de intriga pero va más allá, habla de política, de relaciones personales, miseria, e inmoralidad.

Fácil de leer, la novela nos acerca a una época histórica (incluso aparece Alfonso XIII) y permite estudiar un interesante estilo literario, no exento de humor.

lunes, 23 de mayo de 2016

La felicidad como problema

Nueva colaboración de Carmen para Treferblog. Una reflexión sobre la felicidad inspirada por la lectura de Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.

Fahrenheit 451
La felicidad como problema (fotolia)


La felicidad como problema, por Carmen:

—"La felicidad —dice el comisario— ¿no es eso lo que todo el mundo busca? no sentir preocupación...eliminemos toda inquietud. No ha sido el Gobierno, sino la gente la que así lo ha decidido". ("Fahrenheit 451" de Ray Bradbury)

Tenemos un gran problema. Queremos ser felices. Eso es todo lo que queremos. Sólo eso. Nace un bebé y sus padres dicen: "Sólo quiero que sea feliz". En una entrevista, una conocida escritora afirmaba que pondría a sus hijos nombres de personas que habían sido felices. Como si el nombre tuviera el poder mágico de atraer a la fortuna. 

Toda nuestra vida se asienta en este concepto, que parece indiscutible pero nadie sabe realmente en qué consiste. Y eso sólo puede ser un gran problema. ¿Qué contenido se le supone a la felicidad? ¿creemos de verdad que es posible de alcanzar? Y, sobre todo, ¿estamos seguros de que es el objetivo más deseable?

En “Fahrenheit 451” Ray Bradbury plantea esta cuestión de modo muy sugerente, con maliciosa inteligencia.

Como es sabido, habla de un hipotético futuro en que los libros han sido prohibidos, se queman por bomberos especializados y se castiga su lectura e incluso su posesión.

Lo que pone en realidad sobre la mesa es la razón de ser de la cultura y más en concreto, el papel que ésta juega en el ideal de felicidad. ¿nos hace más felices aumentar nuestra cultura o por el contrario nos hace más conscientes de nuestra propia ignorancia, de nuestras limitaciones y contradicciones, y por tanto, más infelices? ¿es  entonces deseable incrementar el nivel cultural aun a costa de pagar el precio de una razonable infelicidad? ¿o en realidad -si se pudiera elegir- la mayoría preferiría una felicidad de cartón piedra en lugar de un gran bagaje cultural que necesariamente lastrará nuestra existencia, llenándonos de incómodas dudas? 

Lo escalofriante es que intuimos la respuesta: probablemente vencería la segunda opción, pues la felicidad a toda costa es el último mito, la palabra sagrada que nadie discute.

Al parecer, la filosofía ha desaparecido de los estudios y esto es un hecho. Es tanto como decir que el amor a la sabiduría (que es su significado) se considera prescindible.
“La filosofía no sirve para nada porque, junto con la religión y el arte (ambos en trance de acabamiento), era el tercer pilar de nuestro entendimiento del mundo[...]”

“Todo esto ya no es necesario porque hemos entrado en una etapa del mundo enteramente distinta. No precisamos ya de explicaciones globales. Es más, no queremos teorías globales sobre los humanos y su desconcertante aparición en el universo. Solo entretenimientos locales. No es que haya desaparecido el horror de la insignificancia (de hecho, la nada se ha convertido en el fundamento del universo, como expone el célebre libro de Lawrence Krauss), la aniquilación, la estupidez y el dolor, sino todo lo contrario: están tan presentes en nuestra vida que preferimos escondernos en el cuarto de juegos, encender la pantalla y agitar una banderita. “

Esos tres pilares de la “antigua” sociedad parecen haber dado paso a uno solo: el pilar de la felicidad, en el que se asienta todo el imaginario colectivo. Es la sociedad del entretenimiento, del ocio programado; que no del ocio libre que da lugar al pensamiento.

En el futuro distópico de Bradbury el Gobierno trata de asegurar la “felicidad” de la población, evitándoles todo tipo de inquietud cultural, pues ésta sólo conduce a la melancolía y a sufrimiento.  ¿Acaso pensar nos da la felicidad? No, probablemente no. Sin embargo, sin pensamiento  no es posible una vida medianamente interesante. Se trataría de una sociedad infantilizada, sin autonomía de decisión.

Por desgracia, esa sociedad anestesiada inventada por Bradbury se parece mucho a la que nos rodea hoy. La reflexión, el debate con argumentos y el pensamiento crítico son hoy flores raras. Por el contrario, la sociedad del entretenimiento está en su apogeo, con miles de planes para llenar el tiempo. A diario vemos que la gente trata de tener todo su tiempo ocupado por hobbies tan inútiles como pasajeros.  ¿Es acaso un intento de evitar ser asaltados por las dudas, por el pensamiento?...

Me viene a la memoria el consejo que daba Rilke a ese joven poeta:

"...tenga paciencia frente a todo cuanto en su corazón todavía no esté resuelto. Y procure encariñarse con las preguntas mismas, como si fuesen habitaciones cerradas o libros escritos en un idioma muy extraño. No busque de momento las respuestas que necesita. No le pueden ser dadas, porque usted no sabría vivirlas aún, y se trata precisamente de vivirlo todo. Viva usted ahora sus preguntas. Tal vez, sin advertirlo siquiera, llegue a internarse poco a poco en la respuesta anhelada y, en algún día lejano, se encuentre con que ya la está viviendo también."
"Cartas a un joven poeta" Rainer Maria Rilke

Vivamos, pues, las preguntas. Tal vez eso sea lo que nos hace humanos.

sábado, 23 de abril de 2016

FAHRENHEIT 451 o el donoso escrutinio

fahrenheti 451
Fahrenheit 451 (fotografía Pezibear, pixabay)


Título: Fahrenheit 451
Año: 1966
Temática:Ciencia Ficción
Trama: En una sociedad distópica, donde los libros están prohibidos por el bien de los ciudadanos, a uno de ellos le entra la duda...
Director: François Truffaut
- Temática:9
- Guión: 9
- Desarrollo: 8
- Interés:10
- Intérpretes: 7
- Nota: 9/10 

Fahrenheit 451

Hace poco hablaba de la cita que encabeza el libro de Ray Bradbury Fahrenheit 451en el que se basa la película y a la que Truffaut da un toque especial.

Se trata de una película visionaria, propia de la ciencia ficción de calidad, e incide sobre problemas que siguen afectando a nuestra sociedad. La falta de valores, programas de televisión huecos, la falta de madurez. La inactividad manifiesta de una sociedad aletargada e indolente, que no quiere problemas. No reconocemos que la esencia misma de nuestro desarrollo, lo que nos ha permitido llegar a altas cotas de conocimiento es la inquietud, la curiosidad, el deseo de saber, la capacidad crítica.

Todos hemos estudiado humanidades. La invención de la imprenta por Gutemberg significó una revolución al permitir la transmisión masiva del conocimiento a través de los libros. Internet ha provocado una revolución similar. Y todo ello ha originado siempre el deseo de controlar ese flujo de información.

En el mundo extraño que nos presenta la película, los bomberos ya no tienen que apagar fuegos (las casas son incombustibles), ahora hacen piras de libros; son los representantes del poder que vela por el bien de los "súbditos", para que no tengan problemas ni piensen demasiado. El poder apaga la llama creativa - la esencia del progreso de una sociedad -, con fuego.

Todo lo malo, representado por las ideas, debe ser erradicado por el bien de la sociedad, el leitmotiv de cualquier dictadura (alguien decide, con unos cuantos acólitos, lo que es bueno para todos).

En la sociedad de Fahrenheit 451, "la dictadura" se ha impuesto por la desidia de la ciudadanía. Los estudios de historia y humanidades se fueron dejando ("...hacía 40 años, cuando los últimos centros de humanidades tuvieron que cerrar a causa de los pocos alumnos y la falta de apoyo económico"). No servían para nada. Cada vez la gente leía menos, así se llegó a la conclusión de que debía prescindirse de los libros.

La gente está bien sin problemas. Les proporcionamos todo a cambio de que no piensen. Y todo es: el entretenimiento basado en el sexo y la televisión de programas basura e información sesgada. Y la película es del año 1966 (en la que además podemos ver pantallas planas similares a las de ahora).

En el libro y en película se deja entrever que el gobierno dispone a discreción de los hombres para la guerra u otros menesteres pero que no informa de nada. La información está controlada. Es una auténtica pesadilla vista desde fuera, desde nuestros propios ojos.

Como no podía ser menos, hay antisociales (llámalos subversivos, traidores, comunistas de la época) que esconden y leen libros. No colaboran. Hay que quemarlos. Los libros y, si es menester, también a sus lectores.

En la primera batida que vemos, los ociosos bomberos encuentran una biblioteca y comienzan con el donoso escrutinio, al igual que el barbero y el cura de Don Quijote. De hecho, el primer libro que va hacia la pila es El Quijote. Un homenaje extraordinario de Truffaut a nuestra cultura, ideal para esta entrada que se publica en el día del libro, 400 años después de la muerte de Cervantes. Y la película se cierra también con la mención, en castellano, de Dulcinea del Toboso. No es la única muestra de nuestra cultura en la película.

En Fahrenheit 451, a diferencia de Don Quijote (que salvó entre otros al Tirant lo Blanch), no se libra ningún libro de la quema.

¿Cómo resolver el problema que plantea la película? Los antisociales huyen, las autoridades los dan por desaparecidos o se inventan historias para mantener a la gente tranquila. 

Los huídos acaban en un punto de encuentro, donde leen y aprenden de memoria los libros. Se transforman en gente-libro y se llaman como el libro que han aprendido. La tétrica película desemboca en un paraíso de humanidad, donde todo se recuerda, se memoriza. El posible comienzo de una nueva era, como empezó en los albores de la historia, con la transmisión consuetudinaria del conocimiento (generación a generación) que estudiamos hace muchos años en las lecciones de humanidades.

Ignoro si ahora estudiarán estas cosas las nuevas generaciones o si algún día no lejano dejarán de hacerlo. No concibo que dejen de estudiarse las humanidades, esenciales para comprender quienes somos y mejorar nuestra capacidad crítica.

No puedo evitar la referencia: hemos votado en diciembre de 2015 a unos políticos para que hicieran su trabajo. Depositamos un papel en una urna aquel día. Ese ha sido nuestro enorme esfuerzo. Para qué pensar más. Ya piensan los políticos por nosotros. Seis meses después nos van a obligar a ir a las urnas otra vez porque han sido incapaces de hacer su trabajo. Pero nos da igual, es decir, no vamos a hacer ni exigir nada. Y lo saben.

Fahrenheit 451Una película enorme, un magnífico libro. Leedlo antes de que llegue el coco.

martes, 19 de abril de 2016

El marciano (The Martian)

El marciano
El marciano (foto tpsdave, pixabay)
Título: Marte (The Martian) 
Año: 2015 
Temática: Ciencia ficción 
Trama: Una misión a Marte debe abandonar precipitadamente el planeta por una tormenta de aire. Un accidente hace que dejen atrás a uno de los componentes de la tripulación al que dan por muerto. 
Director: Ridley Scott
Intérpretes: Matt Damon, Jessica Chastain 


Puntuación:
- Temática:8
- Guión: 6 - Desarrollo:6
- Interés: 8
- Intérpretes: 6
- Nota: 6/10 
 
Breve reseña
Vi la película en octubre del año pasado. Acabo de terminar el libro y dudaba entre reseñar el libro o la película, me he decidido por esta última.

Esperaba con bastante interés la película basada en el libro El marciano de Andy Weir dirigida por Ridley Scott.

Las buenas críticas recibidas por la novela de ciencia ficción hacían pensar en un material bastante bueno para preparar una película solvente. Además, su director tiene un reconocido prestigio con obras como Alien el octavo pasajero (una obra maestra).

De entrada, el planteamiento es muy interesante. El equipo de una misión espacial en Marte es sorprendido por una tormenta de arena que hace recomendable que abandonen el planeta. Cuando los astronautas están regresando al vehículo de escape (VAM), uno de ellos es alcanzado por un objeto, el resto lo da por muerto y despegan hacia la nave Hermes, que está girando en la órbita de Marte. Comienzan el viaje de regreso a la Tierra.

Por supuesto el astronauta, interpretado por Matt Damon, no está muerto y decide hacer todo lo posible por sobrevivir el tiempo necesario hasta que la próxima misión llegue al planeta, la friolera de 4 años después.

La película empezó muy bien. El aspecto técnico de cada uno de los elementos puestos en acción se trata con bastante precisión.

Quizá sea ese su principal defecto. La narración del protagonista dirigiéndose al lector/espectador, no está exenta de cierta ironía y humor. Esto hace que la película fluya bastante bien, hasta que ha acabado con todos los preparativos: consigue comida (cultiva patatas) y más agua (a partir de la hidracina, combustible para cohetes).

La primera parte de la película, por lo tanto, se centra en qué va a hacer por sobrevivir: el agua y la alimentación.


La segunda parte es saber cómo va a poder comunicarse con la tierra. Esta parte es más complicada, porque lo dan por muerto, y para que alguien escuche debe ser consciente de que hay algo que escuchar.

Uno de los satélites artificiales de Marte detecta que hay algo en movimiento, así conocen en la tierra que está vivo. Por su parte, el astronauta cae en la cuenta de que no lejos de allí está por algún lugar perdida la Pathfinder, uno de los vehículos de Marte de más éxito en la exploración espacial.

Llega allí después de varios días, enchufa la sonda y parece que transmite. Desde la Tierra, que han visto sus movimientos deducen lo mismo y establecen comunicación con él.

Después de un accidente en el habitáculo, pierde la plantación, lo que hace que los planes se precipiten y deba hacer un viaje de más de 3.000 kilómetros.

A partir de aquí, la película se enfoca en los responsables en tierra y empieza a fallar el guión, el libro se centra siempre en el astronauta, el resto es accesorio. 

Como aficionado a la ciencia ficción en general y a los aspectos técnicos en particular (deformación profesional) me ha parecido relevante el interés del autor - ahora hablo del libro - en hacer verosímil la supervivencia del astronauta. La presencia de hombres en Marte es cuestión de tiempo (aunque probablemente faltan todavía muchos años para que lo veamos).

Sin embargo se termina haciendo un poco pesada la continua relación de las reparaciones que va haciendo para lograr salir vivo de la misión.

Además, hacer un viaje de más de 3.000 kilómetros por un planeta inexplorado como si fuera una bola de billar me parece casi imposible (¿os imagináis recorrer 3.000 km en la Tierra con un todo-terreno aunque tengas energía de sobra?). Es verdad que allí no hay árboles ni ríos pero ¿pendientes, riscos, alturas insalvables? Y resulta que tiene problemas en una rampa de arena al bajar a un cráter...

En general el libro es entretenido, a veces trepidante: está bien para pasar un rato sin muchas pretensiones literarias ni filosóficas.

viernes, 15 de abril de 2016

Concurso #tribulectora en twitter

Me acabo de enterar y me apresuro a ponerlo porque finaliza dentro de pocos días (19 de abril). El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pone en marcha el concurso #tribulectora dentro de los actos dedicados a conmemorar el día del libro en el año en que se cumplen los 400 años de la muerte de Cervantes.

Se trata de mandar un mensaje a través de twitter con el hashtag (etiqueta) #tribulectora a la cuenta @observalibro. En el mensaje debe darse el título de un libro y comentar por qué ha resultado significativo o importante para ti. Vídeo promocional.

Puede enviarse más de un mensaje, el vencedor se conocerá el 29 de abril. El premio es un lote de libros (finalistas) y una visita por el Madrid cervantino (ganador).

Aquí mi tuit:

Mortal y Rosa es un libro de Francisco Umbral, para mi fue un descubrimiento. Lo leí hace unos meses.
Animaos a participar.

jueves, 14 de abril de 2016

Crematorio

Advierto que hablo de la trama, aunque eso no te debería impedir leer esta magnífica novela.

Construyendo (Peter Dargatz, pixabay)
TÍTULO: Crematorio 
AUTOR: Rafael Chirbes
EDITOR: Anagrama
TEMA: Novela

ISBN:  978-84-339-7376-4
FECHA DE LECTURA: 3/3/2016
VALORACIÓN: 9/10



A lo largo de los últimos años hemos visto día tras día sucederse episodios de corrupción relacionados con el mundo de la construcción.

Falta de calidad, acabados lamentables, salarios impensables para gente con muy poca formación y ganancias de escándalo para los que dominaban los mercados.

En Crematorio sobrevuela la atmósfera de corrupción de los años de la burbuja de la construcción, enfocada en un protagonista que tiene pocos escrúpulos. 

A Rubén Bertomeu, el constructor, le dan igual las ideas políticas y quien esté en el poder. Las ideas que tenía de joven no importan. El poder de cambiar las cosas se consigue con el dinero, no con ideas utópicas.

Sin embargo, Crematorio no es una novela que hable de la corrupción. Habla de las personas, de sus sentimientos, envidias, ambiciones y defectos. La corrupción es un velo que envuelve las historias de los protagonistas de la novela. 

El estilo narrativo de Chirbes es directo, sin concesiones, el mismo libro está construido palabra a palabra, sin huecos y sin puntos y aparte. La palabra como ladrillo de una gran novela

La historia se va construyendo a partir de cada uno de los personajes. Chirbes pasa la palabra de uno a otro de los protagonistas en cada capítulo.

Crematorio comienza el día de la muerte del hermano de Rubén que genera un trastorno en toda la familia y principalmente en él, que cuenta su parte de la historia desde un coche, en un inmenso atasco en Misent (población imaginaria) y con todo el calor del verano.

Nos enteramos vagamente de que su madre y su hermano no lo avalaron para su primer negocio y él decidió utilizar métodos ilegales para comenzar su empresa.

Y a partir de ahí vamos conociendo los asuntos de cada miembro de la familia y de cómo se llevan entre ellos. Chirbes transmite una visión muy actual de los problemas de nuestra sociedad a través de los personajes de su novela.

Hay que hacer una mención especial a la extraña presencia (para mi lo ha sido) de un escritor amigo del constructor, Brouard, hasta que deja de serlo por escribir una novela -sobre corrupción urbanística- de la que todo el mundo dice que Rubén es el protagonista. 

Chirbes presenta al escritor, fracasado y desahuciado, de forma despiadada. Se podría pensar en una autorreferencia (Chirbes en Crematorio escribe sobre un constructor y habla solapadamente de corrupción) si no fuera porque Chirbes no es un fracasado.

Se hizo una serie para televisión basada en la novela, con Pepe Sancho en el papel de Rubén, en una gran interpretación y que contó con la participación del propio Chirbes.

No dejéis de leer Crematorio.

lunes, 11 de abril de 2016

Libertad financiera en dos pasos

Libertad financiera en dos pasos
TÍTULO: Libertad financiera en dos pasos
AUTOR: Agustín Grau
EDITOR: El viaje de la conciencia
TEMA: Economía y empresa, Internet
FECHA DE LECTURA: 7/4/2016
VALORACIÓN: 7/10





"Libertad financiera en dos pasos: el método probado para generar ingresos pasivos partiendo de cero" explica de una manera muy sencilla los métodos que existen en Internet para obtener ingresos recurrentes sin necesidad de tener que estar pegado al trabajo como sucede con el trabajo tradicional.

Este libro está dirigido, desde mi punto de vista, a aquellos a los que parece muy complicado el mundo de internet y la posibilidad de obtener dinero con la red. Hasta hace poco a mi también me había parecido algo lejana la opción de los ingresos pasivos, a pesar de haber comenzado este blog en 2008.

En el fondo esa fue la razón de adquirir el libro, aprender un poco más del tema. De hecho, el enlace del título del libro que tienes al lado de la foto es de afiliación.

La idea es la generación de unos ingresos pasivos (haciendo infoproductos o bien patrocinando mediante enlaces de afiliación los productos de otros) y después ir reinvirtiendo lo que consigues en otros productos para conseguir que tu dinero se multiplique. Como puedes ver, esto no se ha inventado ahora.

No se trata de milagros, sino de hechos probados (por mucha gente) y Agustín Grau lo explica de una forma muy sencilla, amena y con convicción. El libro está muy bien redactado y no es complicado porque no entra en los detalles. Estos detalles los reserva para exponerlos en su curso "Crea infoproductos y genera ingresos pasivos", al que hace referencia en el libro (y también proporciona un interesante código de descuento).

"Libertad financiera en dos pasos:..." es un buen ejemplo de ingresos pasivos. El curso anunciado es otra llamada a los ingresos pasivos: cuando he comprado el libro, el autor ha recibido automáticamente un ingreso en su cuenta (a veces los pagos de las plataformas son mensuales, pero no es relevante ahora) y en el caso en que comprara su curso, por ejemplo a las 12 de la noche, él mismo dice que podría estar durmiendo tranquilamente y que no tendría que participar en el proceso.

Por supuesto, la magia reside en que hay que preparar el sistema para que funcione en modo automático. Esa es la clave y lo que inicialmente te va a llevar tiempo, junto con tu infoproducto, lo que pretendes vender.

Hay un aspecto muy interesante del libro que no he comentado: la visión del autor de la situación del mercado laboral - y de sus distintos protagonistas-, de la enorme deuda de los países, del valor del dinero (del papel que llamamos dinero) y de la imposibilidad de garantizar las pensiones (tú cómo lo ves). Sin pelos en la lengua.

miércoles, 6 de abril de 2016

Citas #7

Estoy seguro que muchos de vosotros habéis leído o por lo menos habéis oído hablar del libro "Fahrenheit 451" de Ray Bradbury. Lo leí hace mucho (o vi la famosa película, no recuerdo bien), sin embargo no recordaba que la cita que encabeza la novela del autor norteamericano es de Juan Ramón Jiménez:

"Si alguien te da papel pautado, escribe por el otro lado"
                                                         Juan Ramón Jiménez

Tomemos nota, porque estamos demasiado acostumbrados a usar papel pautado.

(PD: 451ºF=233ºC; pautado=con líneas)

lunes, 4 de abril de 2016

La sonata a Kreutzer, de León (Lev) Tolstói

Los problemas que nos afectan no varían demasiado a lo largo de la historia aunque puedan adquirir distintos matices, como podemos comprobar leyendo a los grandes novelistas de ahora y de antes. 


sonata a kreutzer
TÍTULO: La sonata a Kreutzer
AUTOR: Lev N. Tolstói
EDITOR: Alianza Editorial
TEMA: Novela

ISBN:  842066376X
FECHA DE LECTURA: 25/3/2016
VALORACIÓN: 7/10

(Nota: hablo del argumento, por si quieres leerlo antes)

A L. Tolstói se le conoce por sus grandes obras. Me llamó la atención la propuesta del Grupo de lectura "Entre líneas" del mes de abril y me picó la curiosidad.

"Sonata a Kreutzer" no defrauda teniendo en cuenta que es una novela corta. Corta pero intensa. Afronta con bastante crudeza y con una visión propia de la época el presunto papel de la mujer en la sociedad y en concreto, en el matrimonio.

El narrador de la novela coge un tren en el que coinciden una serie de personajes, uno de ellos, muy callado y hosco escucha con atención la charla que mantienen los demás acerca de un tema común en la historia de la literatura: las relaciones de pareja y el matrimonio.

Después de unas cuantas paradas, quedan el narrador y el hombre que escuchaba atentamente. Este comienza a contarle su situación personal.

Habla de la historia de su vida, comenzando con sus correrías de juventud, cuando frecuentaba los clubes de alterne, lo que al parecer estaba bien visto e incluso recomendado por los médicos. Y admite que antes de eso se "perdía solitariamente".

Achaca a este comportamiento los problemas que ha tenido con su mujer ("la destrucción, para siempre, de mis relaciones con las mujeres"), con continuas peleas seguidas de reconciliaciones, con odios mutuos contenidos. Unas peleas que se exacerban cuando ella se ocupa poco de su primer hijo y se pone guapa (según él) para agradar a los demás. Y los celos le corroen y no lo puede soportar.

Aparece después un antiguo amigo suyo que es músico, afición que su mujer cultiva, toca el violín. Se ofrece a tocar con ella. El marido, cada vez que los ve juntos se pierde por los celos, aunque después se recupera hasta que se va de viaje y un día a su regreso los ve en su casa. 

En la tensa situación que sigue, Tolstoi relata la sensación y sentimientos de cada uno. Odio, celos y miedo.

Decide que le ha engañado y que el detonante fue el escuchar el primer presto de la Sonata a Kreutzen de Beethoven ("el primer presto de la Sonata a Kreutzer, ¿se puede tocar en salones en medio de damas escotadas?").

Tolstoi refleja muy bien una situación de engaño o traición que el marido se ha formado en su cabeza puesto que en ningún momento el lector ve una prueba directa. Una descripción de manual de celos irracionales.

El final de la novela es intenso, duro y muy dramático.

Tolstói acaba con una serie de justificaciones. En aquella época la novela fue polémica y Tolstoi debió sentir la necesidad de explicar lo que escribió: se había perdido el rumbo y la gente no actuaba conforme a criterios de ética y religiosidad, el sexo se usaba para el placer, no para tener niños. Había que entender la abstinencia como una virtud.

Los avances en el área de las relaciones humanas no han seguido la velocidad de los de la técnica: el hecho de que una persona sea incapaz de pensar objetivamente y mate a alguien por celos (u otras razones) es casi increíble. ¿Puede la actitud, real o supuesta, de una persona justificar un asesinato? Es evidente que no.

En nuestra época se han superado las preguntas y los tabúes acerca del sexo (más o menos), no así los problemas derivados de los celos y la falta de respeto, razón principal del gran problema de la violencia de género, que como vemos se va deslizando por la historia con personas que visten mejor, tienen mejores técnicas, mayor acceso a la información, pero no han progresado en el dominio de los sentimientos.

Una novela intensa, dura y para la reflexión aunque se escribió hace más de un siglo.


(Fotografía de momo en pixabay.com)

miércoles, 16 de marzo de 2016

400 años y 11 razones para leer Don Quijote de la Mancha


202_167_quijote_cap16
Don Quijote de la Mancha (fondo antiguo de la Universidad de Sevilla, flickr)

Se conmemora estos días, en medio de cierta controversia, el 400 aniversario de la muerte de Cervantes.

La controversia no proviene, como podría suponerse, de discusiones políticas bizantinas o invisibles líneas rojas, sino de la poca preocupación que han mostrado nuestros gobernantes al respecto, y de la que varios artículos se hacen eco.

Y es que en este país, ni ciencia, ni cultura ni nada. Parece que solo queda energía para quejarse de todo, y no somos capaces de hacer el homenaje que merecen la figura y la obra de Cervantes que no es otra cosa que un homenaje a nuestra cultura y a nosotros mismos.

Sería un buen momento para volver a leerlo después de más de 15 años... En todo caso, aunque otros ya han expuesto sus razones para leer el Quijote, yo voy a hacer mi propio listado de razones, algunas más literarias que otras.

Notas previas

1 Se debe intentar seleccionar una edición anotada pero sin llegar a la exageración. Hay algunas que tienen tal número de comentarios que avanzar unas hojas es un tormento. Una buena edición es la que realizó la Asociación de Academias de la Lengua Española, con prólogo de Mario Vargas Llosa.

2 Hay que tomarse su tiempo y tener paciencia porque es largo, pero tiene contenido y además es, por momentos, muy divertido.

3 Es un libro que se entiende bien (con las anotaciones justas) y en el que verás situaciones y vivencias que tienen su correspondencia con la realidad actual, lo que da idea de la categoría del libro

4 La completísima y excelente edición de Francisco Rico del Quijote (de la Editorial Crítica, dos volúmenes y un CD) está publicada en Internet. Eso sí, esta edición mejor dejarla para profundizar, no para la primera lectura (ver apartado 1): los dos volúmenes tienen tamaño similar y solo uno de ellos es la obra completa.

Mis razones para leer el Quijote:

1 Puedes tomar lápiz y papel e ir anotando la innumerable cantidad de refranes que Cervantes pone en boca de Sancho Panza (o quizás sancho en boca de Cervantes, si hemos de creer la hipótesis de Martin Gardner que en uno de sus libros - "La ciencia, lo bueno, lo malo y lo falso" Alianza Editorial - argumenta que el libro lo escribió Sancho)

2 Apreciar el enorme sentido del humor de Cervantes, utilizando la ironía tal y como estamos acostumbrados a usarla ahora, poco hemos cambiado

3 Una vez leído el Quijote, se apreciará el enorme influjo de el Quijote en autores españoles. Por ejemplo, hace poco leí "La aventura del tocador de señoras" de Eduardo Mendoza, un declarado homenaje a Cervantes, por el sentido del humor y la riqueza en el uso del lenguaje.

4 Uno de los elementos que más me llamó la atención es el estilo narrativo que permite leer tan bien una historia del siglo XVII. Es uno más de los aspectos que hacen grande la novela.

5 Se observa que muchos de los problemas de aquella lejana época se pueden proyectar en el tiempo hasta nuestros días.

6 Leer el poema "Busco en la muerte la vida, salud en la enfermedad ..." que me gustó tanto en su día que me lo aprendí de memoria (aunque al parecer el poema no es de Cervantes, como indican las ediciones anotadas y no lo hacen muchas páginas de Internet que lo citan).

7 Encontrar otra novela dentro de la novela, la del "curioso impertinente". En alguna ocasión leí que se criticó a Cervantes la inclusión de esa novela que rompía el hilo argumental de interés. La novela es una curiosidad más del Quijote.

8 Ver cómo resuelve Don Quijote la paradoja del ahorcado.

9 Decir que has leído el Quijote, aunque nadie se lo crea.

10 Cuando terminas de leerlo has aprendido mucho vocabulario (hay palabras que quizá estén en desuso pero muchas que no conocerás se siguen usando). Si eres como yo, tendrás a mano un diccionario (o una tablet con la página de la rae abierta)

11 Al acabar la primera parte, te quedará la segunda. No es solo una perogrullada: la segunda parte es mejor que la primera. Disfrútala.

Seguro que si me hubiera concentrado habría sacado muchas más razones, de todas formas la conclusión es bastante clara: aunque te arriesgues a que te llamen friki o cualquier otra cosa o directamente no se lo crean: lee el Quijote.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Solaris

Hacía tiempo que no leía ciencia ficción, aunque es un género que me gustaba mucho. Solaris no es solo la primera novela que termino de leer en el kindle, además es el primer libro que compro en esta plataforma (he bajado otros libros desde amazon pero de coste cero). (Dicho sea de paso, es el segundo libro que termino de leer en todo el año, cuando leía normalmente 2 libros al mes).

TÍTULO: Solaris
AUTOR: Stanislaw Lem
EDITOR: Impedimenta
TEMA: Ciencia Ficción
ISBN: 978-84-15130093 (Ed. Escrita)
FECHA DE LECTURA: 24/4/2013
VALORACIÓN: 8/10

Se ha escrito mucho de este libro pero he intentado leer el menor número de opiniones posible. Aviso que si alguién quiere leer el libro sin pistas, mejor dejar esta breve reseña para otro día (contiene spoilers, según un término anglosajón muy utilizado en internet).

El libro adquirió cierta actualidad cuando la editorial Impedimenta lo tradujo directamente del polaco (a finales de 2012), iniciativa que hay que aplaudir y que a mi me hizo comprar el libro, además a un precio muy bueno para el kindle, 5,22€. Lo que me resulta ahora sorprendente es su precio actual, 9,97€ en el momento de escribir estas líneas.

El argumento es aparentemente sencillo, la humanidad ha salido al espacio definitivamente y ha empezado a explorar otros mundos, algunos de ellos con vida. Durante esta búsqueda se descubre un planeta que gira alrededor de dos soles, Solaris, en el que no se pensaba que hubiera vida pero resulta ser, todo él o más bien el océano que lo cubre, un organismo inteligente. Durante años la humanidad ha estado estudiando este organismo e intentando establecer un contacto pero todos los esfuerzos han sido en vano.

El protagonista, un psicólogo enviado al planeta, nada más llegar se da cuenta de que suceden cosas extrañas dentro de la estación donde sus colegas estudian el planeta. Éstos no están muy dispuestos a revelarle los problemas que se han producido últimamente y debe verificarlos "en sus propias carnes", si se lo hubieran contado "no se lo habría creído".

Después de permanecer unos días en la estación se da cuenta del problema, relacionado con las capacidades del planeta de poder acceder a los conocimientos ocultos que los hombres tienen grabados en los recovecos de su mente. Los hombres de la estación idean un método que tiene resultado para conseguir que desaparezcan los efectos extraños pero al final de la novela queda descartada la posibilidad de establecer contacto con esa intelegencia atípica que representa el planeta.

Para mi es inevitable ver cierta analogía con la hipótesis Gaia de la Tierra, de James Lovelock. Solaris es de 1961, la hipótesis Gaia es de 1969 pero no se refiere estrictamente a la tierra como ser inteligente, sino más bien como un organismo capaz de regular las condiciones de vida y además está fundamentada científicamente (Solaris es incluso capaz de actuar de forma deliberada sobre las condiciones de su órbita).

Stanislaw Lem no forma parte del gran movimiento anglosajón de ciencia ficción de la época, por lo que inicialmente no se le prestó gran atención, sin embargo el tiempo todo lo arregla y hoy día se considera a Solaris como un clásico. He descubierto que hay una versión de Solaris protagonizada por George Clooney que después de leer la novela me interesa bastante ver (hay otra versión anterior, que es mejor según dicen los críticos).

Solaris es una excelente novela de ciencia ficción, con intriga permanente y lectura muy ágil (a excepción, quizás de las descripciones de las extrañas criaturas que surgen de la superficie del océano, tampoco demasiado extensas y que sirven para reforzar la idea de planeta vivo.)

Para muchos estudiosos, la novela refleja el hecho de que sería muy difícil o imposible establecer contacto con una inteligencia extraña a nosotros y muy superior, que podría "ignorarnos" por irrelevantes como el propio Lem sugiere en la novela. Nuestra imaginación tiende a elaborar la vida y la inteligencia extraterreste con formas más o menos feas pero antropomórficas, tanto en aspecto como en forma de actuar, lo que evidentemente no tiene por qué ser cierto.

Ahora bien, ¿puede una inteligencia superior no mostrar interés por otra inteligencia que intenta comunicarse? ¿ese desprecio hacia lo inferior no es a su vez demasiado antropocéntrico?. Además, una inteligencia extraterrestre mucho más avanzada ¿no tendrá nada que aprender?.

Me da la impresión que la comunicación debe ser inherente a la inteligencia, si algún día encontramos vida inteligente fuera de la Tierra deberíamos ser capaces de comunicarnos con ella, lo contrario no tendría sentido.

martes, 16 de octubre de 2012

BIOGRAFÍAS DE CIENTÍFICOS EN RBA

A mediados de septiembre, RBA ha sacado una nueva colección de divulgación científica que bajo el epígrafe de Grandes Ideas de la Ciencia, presenta biografías de científicos tratadas de un modo poco habitual. Generalmente cuando leemos la biografía de un personaje relacionado con la ciencia, se centra en su vida que suele ser la parte menos conocida y la que más puede interesar (se supone que su obra científica resulta bastante bien conocida por sus publicaciones, aunque para el público no versado sea más o menos complicado entender lo que el científico ha conseguido).

Esta colección proporciona las biografías envueltas en los descubrimientos de los científicos, que pasan a ser el aspecto más importante del libro. Los libros tienen alrededor de 160 páginas con multitud de esquemas, gráficos y recuadros que hacen muy amena y rápida la lectura. El precio de cada volumen es de 9,95 € (el de lanzamiento 2,95€), buena relación calidad-precio.

Además, sorprendentemente en la serie de libros no se huye de la formulación matemática de ecuaciones e incluso de demostraciones con desarrollo matemático completo, por supuesto sin excesiva complicación. Según el conocido científico Stephen Hawking, por cada fórmula matemática incluída en un libro, su autor pierde la mitad de sus lectores. No sé si será verdad pero el conocer que en E=m c2 solo hay que cambiar la m por la masa y la c por la velocidad de la luz para mediante un simple producto calcular la energía que contiene esa materia es una cuestión muy simple de cultura general que a nadie debería dar miedo.

La colección empezó con Einstein y su teoría de la relatividad y ha continuado con Newton, lo que se puede considerar un comienzo apropiado porque quizás se trate de los dos científicos más importantes de la historia, el segundo amplió la teoría de la gravitación de Newton puesto que ésta no explicaba ciertos aspectos que sí hacía la teoría general de la relatividad. Relacionado con ello es muy interesante destacar que el propio Newton y sus coetáneos se dieron cuenta de que había algo importante que no cuadraba en la gran teoría de la gravitación de Newton que hoy se sigue usando: la actuación de la fuerza de la gravedad a distancia de forma instantánea, problema que resolvió Einstein en su teoría general de la relativad y que las mediciones han ido confirmando sistemáticamente.

El tercer libro de la colección, la biografía de Plank, nos habla del orígen de la Mecánica Cuántica, otro de los pilares de la ciencia moderna al que el mismo Einstein contribuyó aunque no le convenciera demasiado. La colección completa es de 40 volúmenes.

En definitiva, los libros (de autores nacionales, por lo menos estos tres primeros), son de muy fácil y rápida lectura, ideales para ampliar un poco nuestra culturilla acerca del mundo de la ciencia, de la que tan faltos andamos por estos lares donde todo el mundo habla de cambios estructurales pero no de aquello que puede propiciarlos, la Investigación, el desarrollo y el conocimiento científico, cuyas partidas presupuestarias no hacen más que reducirse año tras año de crisis.

viernes, 31 de agosto de 2012

ALEX EN EL PAÍS DE LOS NÚMEROS

TÍTULO: Alex en el País de los Números
AUTOR: Alex Bellos
EDITOR: Grijalbo
TEMA: Divulgación
ISBN: 978-84-253-4546-3
FECHA DE LECTURA: 22/08/2012
VALORACIÓN: 9/10

Estoy acostumbrado a leer libros de divulgación de todo tipo, este libro que ahora reseño a pesar de lo amplio que es (tiene más de 500 páginas) resulta tremendamente entretenido. Habla de los números pero tiene la particularidad que se apoya a lo largo de todo el texto en continuos viajes que ha ido realizando el autor para contactar con matemáticos de todo el mundo de manera que le cuenten de primera mano sus desarrollos o descubrimientos. 

El libro se divide en grandes bloques que va desgranando con desarrollos de gran interés. Así hace un recorrido por la historia de los números, partiendo de la capacidad de contar comparando los métodos de las antiguas tribus, dedica un amplio capítulo al número cero que junto con los números arábigos, resultó fundamental para facilitar los cálculos y con ellos el desarrollo de la civilización occidental.

El capítulo sobre el número pi nos lleva a conocer a dos científicos capaces de fabricar en su casa un ordenador superpotente para obtener el mayor número de cifras decimales de pi, es decir no se centra exclusivamente en la parte matemática, sino también en los protagonistas que son gente de carne y hueso y de nuestro tiempo.

También aborda conocidos problemas de la antigüedad, por ejemplo comenta que mediante técnicas de origami es posible la duplicación del cubo y la trisección del ángulo, problemas irresolubles con regla y compás (forman parte de los tres problemas clásicos de la antigüedad, el tercero era la cuadratura del círculo)

En el terreno de las aplicaciones prácticas, al hablar de realizar operaciones matemáticas comenta la importancia de la regla de cálculo cuando no había calculadoras, me llamó la atención una de estas reglas y su historia, la curta, que era en su momento (mediados del S XX) la regla de cálculo más precisa.

Hacia el final de la obra el autor comenta que fue a ver a Martin Gardner, del que tengo varios libros, uno de los más prolificos escritores de matemática recreativa y comenta que le decepcionó conocer que no era matemático. Desde mi punto de vista, a veces los no especialistas saben contar las cosas de manera más comprensible que aquellos que están directamente implicados en la resolución de ciertos problemas y realizan una importante labor de divulgación.

Es imposible en pocas líneas hablar de la profundidad e interés del libro, vale la pena tenerlo por ahí para de vez en cuando echar un vistazo rápido a algunas de las cosas que cuenta. 

Para finalizar el enlace a un página web que el autor indica al final y que tiene gran cantidad de recursos relacionados con las matemáticas.

domingo, 12 de agosto de 2012

EL SUEÑO DEL CELTA

TÍTULO: El sueño del celta
AUTOR: Mario Vargas Llosa
EDITOR: Alfaguara
TEMA: Novela histórica
ISBN: 978-84-204-0682-4
FECHA DE LECTURA: 09/08/2012
VALORACIÓN: 8/10

Hasta ahora no había leído ninguna obra de Vargas Llosa, del que desconocía su interés por la novela histórica y al que según indica el propio autor ha dedicado tres años para recabar información y escribir la novela.

El libro relata la vida y muerte de Roger Casement, una figura histórica bastante sorprendente por lo que hizo a lo largo de su vida y por cómo acabó sus días, deliberadamente olvidado tanto en Inglaterra como en Irlanda, aunque fue "rehabilitado" muchos años después.

Roger Casament se convirtió en diplomático bajo las órdenes del Imperio Británico y denunció las atrocidades que se cometieron en El Congo Belga en tiempos de Leopoldo II a finales del siglo XIX para aprovechar los beneficios de la explotación de caucho.

Posteriormente viajó a Iquitos en Perú para ver si se estaban repitiendo esas atrocidades en el Perú, en la zona de Putumayo, lo que pudo corroborar durante dos viajes realizados al país, el segundo de ellos para confirmar que no se había hecho nada por resolver el problema, después de haber presentado su informe.

Roger Casament presentó en ambos casos informes precisos sobre la situación de los indígenas que en mayor o menor medida sirvieron para luchar contra las salvajadas que se estaban produciendo.

Casement era irlandés y a lo largo de los años su nacionalismo se fue acrecentando hasta formar parte de los grupos que deseaban la independencia con respecto al pais al que servía, incluso pensaba que la situación de los aborígenes peruanos y congoleños era similar a la de los irlandeses sometidos al dominio inglés. Hacia 1913 decidió  dejar de trabajar de diplomático para Gran Bretaña y dedicar todo su empeño a la lucha por la indepencia de su país.

Llegó su empeño hasta tal punto que contactó con dirigentes de Alemania para pedir apoyo militar contra Inglaterra, imaginando los beneficios que tendrían para su causa la guerra que se avecinaba y que finalmente estalló. Los servicios secretos británicos se encargaron de ir siguiendo sus actuaciones y cuando en 1916 se dirigió desde Berlín a Irlanda para tratar de impedir la insurrección que se preparaba (quería evitar una masacre), fue capturado y pocos meses después colgado por traición. No pudo evitar el llamado Alzamiento de Pascua y probablemente tampoco hubiera podido de no haber sido apresado.

El libro se desarrolla desde la base de su prisión en Londres desde la cual el autor desgrana todos los episodios de su vida hasta su condena final.

La narración está realizada desde el propio punto de vista del protagonista, presentado como un ingenuo que inicialmente cree en la salvación de África por parte de los europeos y después piensa que es fácil de entender que se vaya a Alemania en la Primera Guerra Mundial para pedir apoyo militar contra Inglaterra, el país que le había condecorado por el excepcional trabajo que había llevado a cabo. Incluso sabiendo lo que estaba haciendo, dejó caer en manos de los servicios de información ingleses sus diarios, en los que incluso narraba sus experiencias sexuales que fueron utilizadas contra él sobre todo de cara a perjudicar su imagen pública. Una necedad casi increible para un diplomático, más todavía para un conspirador.

Intentar reflejar los sentimientos internos del protagonista es uno de los alicientes de la novela, el otro lo constituye el dramático contenido histórico.

En el caso del Congo, se tomaron medidas a partir de 1903 con el informe de Casement para que las explotaciones del Congo que se habían entregado a Leopoldo II en el reparto (para el saqueo) de África pasasen al control del parlamento, aunque esto sucedió en 1908.

En el segundo caso, a partir de 1914 se empezon a tomar medidas contra la compañía que explotaba el caucho (de capital británico) y su gerente (Julio César Arana), en Inglaterra, que obligaron a su disolución. Afortunadamente ya se había desarrollado una fuente de suministro bastante barata en indonesia para una materia prima tan importante lo que indudablemente facilitaba la lucha por los derechos de los indígenas.

Ninguno de los máximos responsables pagó sus culpas y lo que antes supuso el caucho, ahora son otras riquezas (como el coltán) las que hacen que se repitan tragedias similares con los mismos protagonistas (civilizados y pobres) y la misma razón (la codicia).

Para finalizar, al preparar esta entrada detecté un error en la wikipedia en español: el artículo Irlanda sitúa al Alzamiento de Pascua de 1916 después de la declaración de independencia de 1919:

Referencia en wikipedia (hacer click para ampliar)
Este error no aparece en la correspondiente entrada de la wikipedia en inglés que distingue ambos hechos (alzamiento de 1916 y declaración de la República de Irlanda de 1919), si bien es cierto que durante el alzamiento de 1916 también hubo proclamación de la República pero a cargo de Patrick Pearse.

Esta larga entrada es una muestra de lo interesante que me ha parecido el libro como novela y como historia, un trabajo que llevó a Vargas Llosa tres añoso. Recomiendo la entrevista que he enlazado al principio del artículo.

lunes, 18 de junio de 2012

NUCLEARES, ¿POR QUÉ NO?

TÍTULO: Nucleares, ¿por qué no?
AUTOR: Manuel Lozano Leyva
EDITOR: Random House Mondadori
TEMA:Divulgación
ISBN: 978-84-9908-240-0
FECHA DE LECTURA: 05/06/2012
VALORACIÓN: 9/10

Desde hace algunos años, han surgido voces procedentes de distintos ámbitos, incluyendo fuentes tradicionalmente opuestas a su desarrollo que piden una revisión de las actuaciones en materia de energía nuclear, con la intención de volver a situarla dentro del mix energético del futuro junto con las otras fuentes de energía tradicional y las renovables.

La razón de este cambio de tendencia es clara: cada vez resulta más evidente que estamos ante un grave peligro de cambio climático debido a las emisiones de CO2 que siguen aumentando.

Este libro, del año 2009, acerca al público general los datos básicos de la energía nuclear sin dejar de comentar ninguno de los temas más polémicos (gestión de los residuos, la radiación, los accidentes nucleares, la bomba atómica), partiendo de los descubrimientos realizados a lo largo de la historia, con semblanzas biográficas de sus protagonistas, no exentas a veces de gran sentido del humor (creo que es la primera vez que me río con un libro de estas características cuando leí la historia del científico acusado doblemente de espionaje, Houtermans).

Una vez explicados los conceptos básicos, pasa a describir cómo funciona un reactor nuclear y los últimos desarrollos que se están haciendo en este campo, especialmente en aspectos relativos a la seguridad, recalcando que se busca el concepto de seguridad pasiva: el reactor en caso de fallo o problema grave se para solo (no hay que activar nada, basta por ejemplo usar sistemas basados en la gravedad). 

Con relación a los accidentes, hay dos amplios apartados dedicados al accidente de Three Mile Island y sobre todo al de Chernobil, sin embargo, el libro no habla del accidente de Fukushima Daichii por razones obvias (no se había producido).

Este último accidente es importante porque ha vuelto a poner sobre el tapete el tema de la seguridad de las centrales nucleares y ha vuelto a producir un rechazo generalizado a este tipo de energía. Alemania ya ha renunciado a volver a construir este tipo de centrales.

El autor se confiesa a favor de este tipo de energía y dedica el último capítulo a intentar desmontar los argumentos de los antinucleares, tomando como referencia el libro Nuclear Power Is Not the Answer, de Helen Caldicott (el libro es de 2006).

Con relación al debate de la energía nuclear, Alemania ha decidido no volver a construir centrales nucleares e ir cerrando las existentes cuando acaben su vida útil. Por otra parte, ayer leí que Japón volvía a poner en marcha algunas de sus centrales nucleares (las había parado todas por el accidente de Fukushima), ya se sabe que en Francia un 70% de la energía es de origen nuclear... en definitiva, el debate es complejo y se ha complicado más con los peligros derivados de las emisiones de CO2, que quizás hicieran conveniente no renunciar a este tipo de energía.

Finalmente, con este libro se puede comprobar la capacidad de los técnicos especialistas de nuestro país para escribir libros de divulgación científica.